Añoranzas de Huayopampa

Por: Roger Celedonio Bautista

Después de 8 años, en septiembre del 2004 viajé a mi Huayopampa querida, y será uno de mis viajes inolvidables, porque yo he tenido la suerte de viajar por muchos países y grandes ciudades del mundo conociendo su gente, sus costumbres, sus adelantos tecnológicos, muchos de gran admiración, pero siempre en mi mente estaba Huayopampa. Así cuando en la ciudad de San Francisco, admiraba el “Golden Gate Bridge”, uno de los puentes más hermosos del mundo, me acordé cuando era niño, admiraba y no me explicaba como habían construido ese hermoso puente de piedra a la entrada de San Agustín; cuando volaba sobre las pampas argentinas, rumbo a las Patagonias, observaba gran cantidad de ganado vacuno y me acordaba de las lomas de Pataron, de LLasho y sobretodo de Huancachincha, donde pasé gran tiempo de mi niñez; cuando estaba en una de las alturas de México, al ver la vegetación, me acordé de Colca por el gran parecido que tenía; cuando volaba encima de Nevada rumbo a Los Angeles, observaba grandes extensiones de tierra árida y me recordaba de toda la parte de Huayopampa desde Añasmayo hastaPitec; cuando estaba visitando la Catedral de San Patricio en New York me acordé de la Iglesia de San Agustín, porque siempre admiré sus columnas, su bóveda, sus cuadros, su altar y toda su decoración, para mi siempre seguirá siendo la mejor Iglesia porque así lo tengo en mi mente; no quiero seguir hablando sobre mis viajes, lo que deseo es decir mis impresiones sobre mi último viaje a la fiesta patronal de San Miguel de Huayopampa.

De Huaral a Huayopampa me trasladé en un taxi, ya no era necesario esperar hasta las 12m, hora de salida del ómnibus comunal; que facilidad, estaba comprobando lo que me habían informado, al cual me resistía a creer y la sorpresa siguió porque ya no había la famosa parada en Huataya, claro, no era necesario porque ahora que la carretera se encuentra en mejores condiciones el tiempo de recorrido es mas corto, que alegría de verdad, ahora no hay excusa de no visitar Huayopampa mas a menudo.

A la entrada de Huayopampa note que los eucaliptos que eran frondosos y parecían que daba la bienvenida a todos los que entraban; ya parecían cansados sin el verdor de siempre y me acordé de ese gran maestro de maestros Don German Caro Rios, quien fue el que hizo que se sembraran esos eucaliptos, recuerdo cuando era su alumno nos hizo sembrar árboles en la falda que esta encima de Rampe, no tuvimos éxito por falta de lluvia, pero la intención valió mucho; por el aprendí agarrar la lampa en Huamaicha, utilizar la sierra, el birbiquí, el torito y otras herramientas para construir una silla; por él aprendí a actuar en teatro, a recitar, a hablar en publico y tantas cosas que me ayudó para formar mi persona y más tarde me sirvió en mi profesión y en orientar a mis hijos como padre; los que fuimos sus alumnos no podremos olvidar las grandes olimpiadas a nivel distrital; los concursos de danza, los concursos de conocimiento, los días de pesca, las excursiones; los campeonatos deportivos; el respeto, la honestidad y la disciplina que siempre nos inculcó, los que le obedecimos sin temor a equivocarme salimos triunfadores, gracias maestro.

Continuando con el relato de mi viaje, llegué en la tarde del 28 de septiembre a eso de las 3p.m., a la entrada esta tocando la banda de músicos en la casa de uno de los depositarios, que fue don Francisco De la Cruz Bautista, que me perdone la banda pero nada que ver con nuestra gloriosa banda de músicos Miguel Grau, dicho sea de paso al día siguiente me encontré con Don Hilario Ríos, unos de los integrantes de esa famosa banda, como no saludarlo con reverencia y con gratitud a quien me hizo pasar tantos momentos alegres y felices en las fiestas patronales y las fiestas de carnaval.

En la noche después de la víspera esperaba las bonitas retretas que se bailaban al son la banda de músicos, eso ya no se hacía, en reemplazo vi presentaciones de conjuntos musicales que alegran la fiesta, me alegró que fueran presentaciones profesionales, con un buen sonido y como olvidarme de Sonia Morales una cantante que es escuchado en el extranjero y yo estaba bailando con su conjunto en vivo y en directo. He notado que ya el arpa no necesita el violín como acompañante, porque ahora tienen batería, bajo y cantante, la verdad que extraño el violín, pero todo va cambiando; hace algún tiempo en unos de mis viales a Lima tuve una grata sorpresa al escuchar a Jack Salvador Bautista tocar el arpa como cualquier arpista profesional, yo creo que es una alegría para todos los huayopampinos. Las dos noches de baile los compartí con alegría y con felicidad con mis familiares, paisanos y amigos huayopampinos, los llevaré siempre en mi corazón y en mi mente por el resto de mis días.

Hasta ahora estoy saboreando los sendos pucheros que me sirvieron los señores depositarios, va mi especial agradecimiento para Angel Caro, su esposa y sus hermanas, que me hicieron una atención especial, donde repetí el puchero hasta saciarme y no me dejaron levantar de la mesa hasta servirme la mazamorra de calabaza. El llavero que me dieron de recuerdo lo tengo en lugar especial dentro de mi casa, muchísimas gracias “Gelino”.

Lo que no me gustó fue que el campeonato de fútbol, ya no tiene el mismo atractivo ni competencia de antes, me extrañó que la banda de músicos no fuera al estadio, que no había mucho público y lo que mas me dolió, fue que uno de los equipos representativos de Huayopampa, se presentara con camisetas de diferentes colores, para mi lo vi como falta de seriedad y de respeto a Huayopampa. Recordé los bonitos y buenos campeonatos con la participación de los diferentes clubes huayopampinos como fueron: “El Porvenir”, “Union…”, ”Siete Vidas…”, ”Atlético Milan”, ”Unión América”, ”Huracán”, “San Miguel”, ”Racing” y como olvidar al “Sport Loren de Lima” que siempre llevaba ese gran entusiasta don Cesar Avila, mi querido y siempre recordado amigo que amaba a Huayopampa.

Lo que recomiendo como huayopampino y directivo, que fui por mucho tiempo, de la juventud y de los residentes huayopampinos en Lima:

- Además de los depositarios; la comisión de fiesta que nombran deben hacerlo como mínimo con tres meses de anticipación, para que puedan hacer un buen programa y las respectivas coordinaciones.

- Los Residentes en Lima, deben colaborar con el Comité de Fiesta.

- Planificar como obtener fondos aprovechando la gran asistencia de público a la fiesta, por ejemplo en las dos noches de baile, además de vender bebidas, también debe venderse comida como lo hacían antes, yo recuerdo que las señoras que acompañaban con su presencia en el baile, gritaban después de cada baile “a pagarse huesos” y nos motivaba a consumir algo apara nuestra pareja.

- Deben buscarse auspiciadores para los premios de los diferentes campeonatos que se realicen, las cuotas de inscripción sería la ganancia.

Entre muchas cosas que me alegraron fue haber visto, varias casas de material noble, una calle nueva por donde por primera vez dice que pasaba la procesión de “San Miguel Arcangel”, la plaza de armas esta arregladita aunque no entendí porque la reja lo pusieron muy al centro, el edificio de la municipalidad se ve impresionante, muy buena idea de haber hecho un servicio higiénico junto a la plaza. Todos estos progresos son dignos de aplauso y de felicitaciones a los comuneros que hacen posible estos avances.

Pero ahora que estoy lejos, hace 15 anos que resido en Miami-USA, siento nostalgia y tristeza, no por estar lejos, sino por haber intuido que no es la comunidad de antes, donde nuestros abuelos, nuestros padres a base de esfuerzo y sacrificio, sin la ayuda del estado y sobretodo, respetando sus acuerdos, siempre disciplinados y honrados y pensando en todos, construyeron la carretera, nos dotaron de agua potable, nos instalaron una planta eléctrica, construyeron el local escolar, la posta médica, el gran reservorio de agua, organizaron los comités de transporte, luz, tienda, ganadería, agua y otros que no recuerdo y gracias a la buena administración y buen funcionamiento nuestra comunidad fue considerada entre las mejores del Perú, es por eso que el “Centro de Estudios Peruanos” envió a Huayopampa antropólogos y sociólogos, quienes después de meses de estudio publicaron mas de un libro sobre la comunidad de Huayopampa.

Pero actualmente percibí que en la comunidad no hay participación plena, note cierta indiferencia, conformismo, falta de dinamismo; pienso que debe ser por la crisis económica, social, política y moral que esta pasando el Perú; pero eso esta pasando en muchos países del mundo y saben superarse y creo que Huayopampa tiene todo el potencial suficiente para retomar el liderazgo de toda la región y volver a ser ejemplo para las comunidades del Perú.

La gran mayoría, por no decir todos los hijos de Huayopampa que salimos de nuestra querida tierra, nos hemos superado en nuestros diferentes trabajos, en nuestros estudios, en nuestras profesiones, para lograr esta superación hemos tenido que emigrar a diferentes partes del Perú y del mundo. Entonces pienso que todos nosotros que de diferentes forma estamos realizados; debemos volcar nuestros logros, nuestras experiencias y nuestras diferentes posibilidades en favor de Huayopampa, uniéndonos a ese gran potencial de jóvenes que desean trabajar por nuestra tierra.

Pero el problema es, que los hijos que salieron de Huayopampa y lograron superarse en diferentes campos, solo regresan de vez en cuando por alguna festividad, otros ya no vuelven, solo van a Huayopampa constantemente los que tienen a sus padres vivos o tienen más de una parcela. Pienso que una manera de preservar la integridad de la comunidad huayopampina sería, perfeccionando y actualizando al siglo XXI, el reglamento interno de la comunidad, en el sentido de no obligar a un hijo huayopampino que por el hecho de haber heredado una parcela, por decir equivalente a media hora de agua se deba convertir en comunero activo o regante, creo que es algo injusto, porque el huayopampino que no tiene grandes parcelas y los que no residen en la tierra ni usufructúan del producto, no gozan de la moyas porque no tiene ganado, no utilizan los camiones de carga entre otros beneficios. Como esto no es razonable, los huayopampinos optan por vender su pequeña herencia o simplemente lo ceden a algún familiar y se olvidan de Huayopampa y así seguirá de generación en generación. Este problema debemos resolverlo; es necesario plantear alternativas, uno de ellos creo que seria que todo los herederos de Huayopampa que tengan una parcela pequeña, que lo tienen por recuerdo y produce una mínima cantidad, no se le obligue a ser comunero activo, sino comunero pasivo y deben pagar un impuesto anual, por derecho comunal, entonces ya no venderían ni cederían a nadie su herencia; por el contrario la comunidad tendría una entrada segura cada año y lo que es más importante, tendría el apoyo constante de todos los huayopampinos que no residen en la tierra, tendrían el aporte técnico, profesional, económico y de toda índole.

Es tiempo que la comunidad funcione, bien planificada, organizada y bien administrada. Es tiempo que muchos servicios comunales deban darse por concesión a empresarios huayopampinos, por ejemplo el servicio de transporte, se tendría buen servicio y se recibiría una ganancia segura y habría un gran alivio para la comunidad.

Tengo la esperanza que algún día cada dos o tres anos en una fecha previamente acordada nos reunamos en nuestra tierra todos los huayopampinos que residen en diferentes lugares del Perú y del mundo, sería maravilloso el reencuentro y que se conozcan nuestros hijos y nietos en esa linda, amada y querida Huayopampa.

Al despedirme quiero ofrecerme a participar en cualquier actividad a favor de la futura y grandiosa comunidad de Huayopampa.

Miami, Marzo de 2005


2003-2008 @Huayopampa.com - Derechos reservados ©
Email : informes@huayopampa.com | W: www.huayopampa.com - www.huayopampa.pe | Huayopampa - Huaral - Lima - Perú