Escrito por el Ing. Enrique Pareja Ferreyros
Ex-cadete del Colegio Militar Lencio Prado
Integrante del club de excursionistas de aventura FK= FreundesKreis

Los Atavillos

Algunas culturas sobresalieron en determinado aspecto; es así que todos estamos enterados de los tejidos de Paracas, de los huacos policromos de Nazca, de los huacos retratos de los Mochicas y de la arquitectura Incaica; entre muchísimas otras; pero pocos conocen las maravillas estructurales encontradas en los Atavillos.

Los famosos: Machu Picchu, Choquequirao, Ollantaytambo y Cuelap; han sido reconstruidos y se siguen reparando; y la gran mayoría tenían un solo piso y techos construidos con vigas de madera cubiertos de paja. Por otro lado; la mayoría de las construcciones atavillanas están intactas y en pie desde hace cerca de 900 años, a pesar de su abandono; y todas tienen más de dos pisos y techos de piedra, sin usar madera. Los Atavillos sobresalieron, con un estilo único en el Perú y el mundo, en: La Técnica de Construcción de sus casas, o adoratorios familiares llamados: CULLPIS.

Desafortunadamente los asentamientos atavillanos están siendo destruidos últimamente por la ignorancia de los campesinos de las cercanías, que destruyen paredes y debilitan estructuras para meter reses dentro de los cullpis. Otras veces hacen huecos en las paredes, debilitándolas, para darle iluminación natural a la habitación principal. Utilizan las piedras y cornisas de los cullpis para hacer cercos al ganado y para sus propias construcciones. Y por supuesto, los huaqueros no faltan. He corrido la voz de alarma y lo he denunciado a las autoridades. Ojalá se logre algo al respecto.

Esta cultura fue estudiada por los famosos arqueólogos y profesores del Colegio Militar “Leoncio Prado”: Dr. Teodoro Casana Robles y Dr. Herman Buse de la Guerra; quienes fueron mis profesores.

Síntesis historica

El Reino de los Atavillos se desarrolló entre los años 900 y 1400 en las alturas del actual Huaral, siguiendo la cuenca del río Chancay; y a no mas de 150 Km. de Lima capital; en etapa inicial de la historia universal denominada "Edad de Bronce".

Esta cultura tiene sus orígenes en las cercanías del Lago Titicaca y se estima que llegó a la zona de Huaral como parte de la expansión del imperio Huari-Tiahuanaco. Al decaer este imperio, el antiguo Perú quedó dividido en diversos señoríos, siendo los Atavillos uno de ellos. Estos tuvieron como vecinos posiblemente a: los Cantas y los Yauyos por el sur, los Huancas por el este y, los Chancay al norte y oeste.

Fundían bronce y su alfarería no era muy fina. Sembraban especialmente maíz y ají (ata-villo significa: la semilla del maíz amarillo). Criaban auquénidos y cuyes. Adoraban al sol: huillca, y a la luna: pasac. Sus rituales mágicos religiosos estaban muy involucrados con el culto a los muertos; por ello cada cullpi tiene su propia chullpa. El fardo funerario se llama mallqui y en el caso de un antepasado principal se le ofrecía sacrificios; y era paseado en procesión hasta los cultivos, para después volverlo a dejar en su tumba. El cerro Mango es el apu o cerro tutelar atavillano; quien tiene como sus guardias a los duendes: muquis.

Sus asentamientos ocupan las cumbres, de 3500 a 3800 msnm, debido a cuestiones de: defensa, vigilancia de cultivos y animales de las partes bajas, y para reducir las enfermedades propias de los valles de ese entonces: verruga y paludismo. El cerro Mango queda cerca de Chiprac, que es el asentamiento mas antiguo, con una extensión de 3 km. de largo y 150 m. de ancho y fue la capital. Desde ahí se puede ver casi todos los asentamientos atavillanos; lo que facilito la comunicación por señales, y el control de un área aproximada de 2000 km2. Los jefes de ayllus (grupo familiar o de trabajo) llamados curacas, tenían como jefe principal al curic.

Los Atavillos fueron conquistados por el Inca Pachacutec cerca al año 1400.

En la colonia; los Atavillos fueron divididos en "Altos" y "Bajos" según su posición respecto a la cuenca del río Chancay e incluyeron dentro de los "Atavillos Altos" a los pobladores de Cantamarca y sus alrededores (en el actual Canta), vinculados a la parte alta del río Chillón; que corre paralelo al río Chancay. El conquistador del Imperio Incaico, Francisco Pizarro, reclamo esas tierras al rey de España y se hizo llamar: Marqués de los Atavillos. El Virrey Toledo a inicios del virreinato, cerca al año 1600, concentro a los naturales de todo el Perú en Reducciones localizadas en lugares próximos a donde vivían anteriormente. Las poblaciones de Chiprac, Rupac y sus alrededores; que fueron denominados: "Atavillos Bajos"; fueron llevados a Pampas, en las faldas del cerro Mango. Los otros asentamientos atavillanos del río Chancay, el Virrey Toledo, las ubico en: Lampian, Coto, Pasac, Santa Cruz, etc. A los "Atavillos Altos" del río Chillón (así fueron nombrados por Toledo), los ubico en Obrajillo y Canta.

Los del río Chillon.- Construyeron sus cullpis de no mas de dos metros de altura y con una base de forma ovalada; sus techos fueron construidos con vigas de piedras apoyadas radialmente en una columna central del cullpi y en sus paredes externas; por lo que la distancia libre y útil para caminar no paso de dos metros.

Los Atavillos.- Ocuparon la cuenca del río Chancay; construyeron sus cullpis hasta de 10 metros de altura con varios pisos y con una base de forma rectangular; sus techos fueron construidos con vigas de piedras apoyadas directamente en sus paredes externas, sin columna central, por lo que la distancia libre y útil para caminar supera en muchos casos los cuatro metros.

Página siguiente -->>

2003-2008 @Huayopampa.com - Derechos reservados ©
Email : informes@huayopampa.com | W: www.huayopampa.com - www.huayopampa.pe | Huayopampa - Huaral - Lima - Perú