El Hacha de Oro

Hace unos cincuenta años, un día don Fortunato Salvador estaba regando sus “paterías” (andenes) en el lugar denominado Capilla, cerca al fundo comunal de Pasarón. Para ello hacía uso de agua que provenía de un puquial existía en sus inmediaciones.

En eso, el agua del puquial comenzó bruscamente a disminuir, luego regresaba, volvía a disminuir, y así por el estilo. Don Fortunato se encolerizó y caliente se acercó al puquial para ver qué era los que pasaba y si alguien le estaba haciendo una broma pesada.

Cual fue la sorpresa que don Fortunato se encuentra en el mismo ojo del puquial con una enorme serpiente de color amarillo brilloso que estaba bañándose. Asustado, pensó que se trataba del demonio... se santiguó inmediatamente, se quitó su camisa, y regresó corriendo hacia su casa que tenía en el mismo Pasarón.

Al día siguiente, don Fortunato tuvo el valor de regresar al puquial y encontró una hacha de oro en el mismo lugar donde la víspera viera a la víbora y donde él había dejado su camisa.

2003-2008 @Huayopampa.com - Derechos reservados ©
Email : informes@huayopampa.com | W: www.huayopampa.com - www.huayopampa.pe | Huayopampa - Huaral - Lima - Perú